LOADING

Type to search

Review

Las mejores tertulias de cine: Pulp Fiction, no te lo pierdas

Pulp Fiction CinemascopazoTítulo original: Pulp Fiction Año: 1994 Duración: 153 min. País: Estados Unidos Director: Quentin Tarantino Guion: Quentin Tarantino, Roger Avary Música: Varios Fotografía: Andrzej Sekula Reparto: John Travolta, Samuel L. Jackson, Uma Thurman, Bruce Willis, Ving Rhames, Harvey Keitel, Tim Roth, Amanda Plummer, Christopher Walken. Productora: Miramax Films / Band Apart / Jersey Films. Productor: Lawrence Bender

Mil veces he oído la reflexión esa de: “Imagínate el hambre que tenía que tener el primer hombre que se comió un mejillón”. Y siempre me ha hecho pensar que la cosa no se queda en una anécdota. Efectivamente, la experiencia y el conocimiento previo, condicionan la manera en la que percibes el mundo.

Pulp Fiction es un mejillón que se paladea más cuanto más te acercas a la cantidad de cine que ha visto ese devorador de fotogramas que es Tarantino. Por supuesto la película funciona aunque no conozcas la Nouvelle Vague, no hayas visto cine oriental en tu vida o no sepas nada de Luis Buñuel salvo que es un tipo raro que pone cosas raras en sus peliculas raras.

Tarantino no es un suicida y sabe hacer una película que disfrutes sin necesidad de saber todo eso, pero… Una vez que has matado el hambre y te has comido el mejillón, el siguiente que te comas dependerá de tus conocimientos para ser paladeado más que el primero.

Pulp Fiction es una película llena de aderezos que, quien la coma como se come un mejillón crudo, se perderá la cantidad de aderezos, aliños y texturas que ese cocinillas atropellado y obsesivo que es Quentin Tarantino le fue añadiendo a la historia de unos tipos bastante garrulos y, a la vez, con pretensiones de profundidad que van buscando algo en un maletín que da igual.

A uno, que a veces se pone muy gafapasta, le da cierta cosica cuando escucha a la mayoría de la gente resumir esta película en una frase: “Vamos a dejar de comernos las pollas”, frase pronunciada en esa reunión de cuñaos que se plantea con la llegada del Señor Lobo a resolver los problemas. Pero, en realidad, eso es Pulp Fiction, una película pensaba para ser disfrutada en millones de capas protagonizada por unos cuñaos que ensalzan la figura del Señor Lobo, el rey de los cuñaos, que aparece providencialmente para decirles de manera autoritaria lo que es obvio que todos sabemos que había que hacer con ese coche ensangrentado. Y en esa conversación se habla de Los Cañones de Navarone, de todo el cine negro francés y de Lash Larule (Un olvidado protagonista de westerns baratos)… Pero, eso será para algunos, para la mayoría, será un delicioso y salvador mejillón crudo, y está bien que sea así.